UGT defiende una reforma que «ha dado la vuelta» al sistema público de pensiones, garantizando su sostenibilidad

Cantabria registra máximos históricos en las cuantías medias de las pensiones y la de viudedad supera por primera vez los 900 euros mensuales

La secretaria confederal de Política Institucional y de Políticas Territoriales de UGT, Cristina Estévez, defendió hoy, en una asamblea en Santander, una reforma «que ha dado la vuelta como a un calcetín el sistema público de pensiones en España, garantizando su sostenibilidad económica».

Estévez, responsable nacional de pensiones en UGT y una de las negociadoras del Acuerdo para la Modernización y Refuerzo del Sistema de Pensiones en el diálogo social, destacó la importancia de una reforma «que afecta a todos, no sólo a los pensionistas actuales sino también a los futuros».

«Es un nuevo sistema público de pensiones sostenible, más equitativo y solidario que además es puntero en Europa», agregó la sindicalista, que reiteró la relevancia de un acuerdo del diálogo social «que habrá que retomar para seguir negociando cuestiones pendientes que se interrumpieron con la convocatoria de las última elecciones generales, como la jubilación anticipada con contrato de relevo y la reducción de la edad de jubilación en función de la actividad profesional».

«Primero se negoció lo más urgente; luego lo más importante, como era garantizar la sostenibilidad económica del sistema con un nuevo mecanismo hasta 2050 que incide en aumentar los ingresos y las cotizaciones; y ahora, nos queda entrar a negociar por modalidad de pensiones», precisó Estévez.

La secretaria confederal de Política Institucional y de Políticas Territoriales de UGT insistió en que «lo que hay que decir a la gente con claridad es que ahora tienen una pensión asegurada y la tienen los actuales pensionistas como los que vengan después».

«Somos uno de los países que menos gasta en pensiones en nuestro entorno, un 11,7% del Producto Interior Bruto (PIB) cuando la media europea es de un 15%», aseveró Estévez, que recalcó que «por mucho que se empeñen algunos agoreros que apuestan por las pensiones privadas, el sistema público de pensiones siempre ha sido sostenible y ahora lo es definitivamente porque se ha trabajado sobre la necesidad de una aumento de los ingresos, no del excesivo gasto».

Estévez valoró la importancia de la nueva cotización del trabajo a tiempo parcial que a partir de ahora cotizará como a tiempo completo, de la que dijo «afecta en su mayor parte a las mujeres y en este nuevo sistema nos podrá permitir reducir la brecha de género de las pensiones del 35% actual a un 5% en ocho o nueve años».

Un 15% más que hace dos años

En coincidencia con la asamblea sobre la reforma de las pensiones, UGT difundió un informe sobre la evolución de las pensiones desde la aprobación de la actual normativa, que hasta el pasado mes de octubre ha incrementado en dos años su cuantía media en Cantabria en más de un 15% (de 1.096 a 1.266 euros mensuales).

Según aclara el informe del sindicato, desde comienzos de este año las cuantías medias de todas las pensiones y en ambos sexos alcanzan máximos históricos, y más, tras su revalorización conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC) y la derogación del Factor de Sostenibilidad de la reforma decretada por el PP en 2013 sin el consenso del diálogo social.

De hecho, el pasado mes de octubre la cuantía media de las pensiones en Cantabria superaba por primera vez en estas fechas los 1.200 euros mensuales con las mayores cifras de la serie estadística histórica facilitada por la Seguridad Social desde el año 2005 en ambos sexos, más de 1.500 euros en los hombres (1.552 euros) y cerca de los 1.000 en las mujeres (999 euros).

Lo propio sucede con todos los tipos de pensiones; donde la de jubilación, que afecta al 68% de los pensionistas cántabros (89.454 de un total de 131.166) lograba superar también por primera vez los 1.400 euros mensuales (1.464); mientras que la segunda por el número de personas beneficiarias especialmente en las mujeres, la de viudedad, rebasaba el límite máximo de los 900 euros mensuales.

UGT precisa que en las otras modalidades de pensiones ocurre lo mismo; ya que la de incapacidad permanente supera también por primera vez los 1.000 euros (1.167), la de orfandad los 500 euros (526) y la de a favor de familiares los 700 euros (779).